Armas de fuego

1-El arcabuz. (ss. XV-XVII)

El arcabuz es una antigua arma larga de fuego de avancarga, es decir, que se cargaba por el cañón. Esta arma es la antecesora del mosquete, en el cual hablaremos mas adelante.Su uso estuvo extendido en la infantería europea de los siglos XV al XVII. A pesar de su longitud (un metro), el disparo era de corto alcance, sobre los 50 metros, pero letal ya que podia perforar las armaduras.El arcabuz estaba formado por un tubo de hierro montado sobre un madero de 1 metro de longitud. Su forma fue evolucionando para hacer más cómoda la puntería. Como veremos, esta arma evolucionó al mosquete, que fue desplazándolo lentamente.

Felipe IV

En los primeros arcabuces se utilizaba el sistema de encendido por mecha que fue sustituido más adelante por el de rueda. El sistema de encendido por mecha se basaba en el empleo de un dispositivo denominado serpentín que inicialmente era una simple palanca en forma de Z montada a un lado del fuste de madera: si se oprimía su parte inferior, la superior se movía hacia delante. En el extremo del serpentín se fijaba un trozo de mecha de combustión lenta para provocar la ignición de la pólvora. En las armas equipadas con el sistema de rueda, ésta accionaba un percutor que al golpear un pedernal inflamaba el cebo con la chispa producida.

El proceso de carga del arcabuz era lento (los arcabuceros apenas disparaban una bala cada 2 minutos). En primer lugar, se fijaba en el serpentín la mecha, que debía tenerse encendida con anterioridad. Hecho esto, se apoyaba la culata contra el suelo, y se dejaba caer por su boca la cantidad justa de pólvora. Tras ella iba un trozo de papel, o de trapo llamado taco. Después, el conjunto era fuertemente “atacado” con una serie de enérgicos golpes de baqueta, para mantener la pólvora comprimida. Tras el taco se introducía la bala, una pequeña esfera de plomo con un diámetro ligeramente inferior al del cañón. Unos firmes golpes de baqueta dejaban compacto el conjunto de pólvora, taco y bala. Tras realizar esto, el arcabucero cogía su arma en la posición normal y realizaba la operación de cebado,que consistía en llenar con pólvora fina y mucho cuidado el oído y la cazoleta. Se soplaba la mecha para avivarla, y el arcabucero se llevaba el arma a la cara para apuntar. Cuando se apretaba, el largo gatillo hacía de palanca y obligaba al serpentín a bajar sobre la cazoleta. Al contacto con la mecha, la pólvora fina que allí había se encendía con un fogonazo y, a través del oído, llegaba hasta el interior del cañón. La carga de pólvora gruesa que allí estaba se prendía, y la ignición generaba una fortísima presión de gases, que no hallaba más salida que la que le bloqueaba el taco y la bala. Esta presión empujaba la bala con su tremenda fuerza a través del cañón, hacia la boca del arcabuz y mucho más allá.

Aquí tenemos el disparo de un arcabuz.

2- El mosquete (ss.XVI- XIX)

El mosquete es un arma de fuego de infantería que se empleó desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, la cual se caracteriza por cargarse por el cañón (avancarga). Las distintas tecnologías de disparo incluyen, de más antiguo a más moderno, la mecha, la rueda, el pedernal y el pistón.

Surgió como evolución del arcabuz y su cañón mide hasta metro y medio. Era grande y pesado y se necesitaba una horquilla para apoyarlo si se quería apuntar de manera correcta. Debido a esto y a su menor precio, el arcabuz siguió usándose también durante el siglo XVII. Más tarde fue evolucionando a modelos más ligeros, que se impusieron definitivamente con el siglo XVIII. El mosquete usaba balas el doble de pesadas que el arcabuz, con el lógico aumento del poder de detención. Su alcance efectivo era de igual manera mayor. Solía dispararse a unos 50 metros, aunque en teoría su alcance eficaz rozaba los 100, frente a los 50 metros del arcabuz, que solía dispararse a 25 metros o menos.

batalla de Lepanto

Mosquete del XVI en la Batalla de Lepanto.

mosquete con bayoneta
Mosquete con bayoneta

 

A partir de mediados del siglo XVII, deja de usarse la llave de mecha y se emplea un sistema de disparo en teoría muy similar, pero en la práctica mucho más moderno para la época, puesto que incorporaba una llave de chispa asistida por un pedernal, permitiendo una mayor velocidad de disparo y eliminando la engorrosa mecha del arcabuz.

Aquí os dejo un vídeo sobre un mosquete español MOD. 1790

3-Rifle de avancarga. (S.XIX)

En español, “fusil” es cualquier arma de fuego larga y portátil con un cañón de más de 80 cm  de longitud. “Rifle” es el fusil cuya ánima está rayada para estabilizar la bala durante el disparo (aunque fusil y rifle se emplean a menudo como sinónimos). El rayado del ánima consiste en grabar una serie de estrías a lo largo de la superficie interna del cañón, que provocan que la bala rote varias veces, y así se mantenga estable la trayectoria del proyectil. Como consecuencia aumentó el alcance (200-300 metros) y la puntería del arma.

La principal desventaja del rifle frente al mosquete era la cadencia de tiro. En principio, el rifle se cargaba de la misma engorrosa manera que un mosquete o un arcabuz (ver apartados 1 y 2 de la primera parte), y también utilizaba la llave de chispa, pero al ser un arma más compleja, requería mayor tiempo para preparar el disparo. La infantería normal armada con mosquetes podía realizar tres disparos por minuto, mientras que los que estaban armados con un rifle realizaban dos. El rifle inglés tipo Baker fue el primero en ser utilizado en un ejército, y tuvo un gran éxito durante las guerras napoleónicas. Pero sus proyectiles, además de todas las acciones  mencionadas, debía ser engrasado antes del disparo (lo que aumentaba la precisión pues disminuía el rozamiento) y el cañón tenía unas ranuras donde debía encajarse la bala para después introducirla con gran fuerza mediante la baqueta. Estos inconvenientes hacían que el rifle fuera un arma más lenta. Los fusileros ingleses armados con Bakers, vestidos de verde, se confundían con la vegetación, y estaban adiestrados para seleccionar el blanco eliminando a los oficiales y suboficiales enemigos. Se podría decir que fueron el antecedente de los francotiradores.

Un fusil Baker con su sable-bayoneta de 61 cm.

Utilización del rifle Baker por el ejercito británico en la batalla de Waterloo.

4-El fusil de retrocarga y el fusil de repetición. (ss. XIX-XX)

La invención de un sistema que permitiera cargar el fusil desde la parte trasera del cañón del arma (retrocarga) vino de Prusia, donde el año 1841 Johann Nikolaus von Dreyse patentó un arma y cartucho que llevarían su nombre. Fue el primer fusil de cerrojo, llamado de esta forma por el mecanismo de extracción de la bala y montado de la misma para el disparo, un cilindro metálico con un saliente lateral parecido al cerrojo de las antiguas cerraduras, que permitía abrir el arma por la parte posterior del cañón para colocar el cartucho, montándose al mismo tiempo el conjunto de muelle y percutor que golpearían la parte posterior del cartucho, y cerrarla después para efectuar el disparo. Las armas de cartucho se cargan así por la parte posterior del cañón. De esta forma se puede cargar el arma en cualquier posición, lo que permite al soldado ponerse a cubierto durante el proceso. El arma incorporaba un larga aguja, que perforaba el cartucho hasta impactar el fulminante y así iniciar la pólvora. Este tipo de fusil fue decisivo en las victorias prusianas en las distintas batallas en las que se forjó la unión de Alemania, ya que otorgó una gran ventaja a los ejércitos germánicos frente a daneses, austriacos y franceses. Además, alcanzaba distancias de hasta 600 m y permitía hacer hasta 7 disparos por minuto. Tras la guerra franco-prusiana de 1870-1872, todos los ejércitos del mundo cambian los fusiles de percusión por diversos sistemas de cartucho con sistemas de palanca o cerrojo.

Durante la guerra de Secesión en EEUU (1861-1865) se desarrollaron gran cantidad de fusiles y carabinas capaces de disparar varias veces. Los nuevos cartuchos eran ya metálicos e impermeables, como las actuales balas, y se solían almacenar en tubos en el cuerpo del arma, a lo largo y por debajo del cañón. El rifle Winchester permitía a un soldado disparar doce veces por minuto frente a los tres disparos de un fusil de percusión, aunque sólo alcanzaba los 200 metros de distancia.

Rifle de cerrojo

Winchester

Un vídeo de un winchester.

 

Fuentes:

– Wikipedia.

https://sites.google.com/site/cuartoagustinos/armas-de-fuego

https://sites.google.com/site/cuartoagustinos/armas-de-fuego-ii

– Imágenes de Google y vídeos de YouTube

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s